Historia Zen 

       Una vez, iban dos monjes por el bosque, uno joven y otro de más edad.

 Al llegar al río se encontraron con una hermosa mujer que no podía cruzar.

El monje mayor, montó a la mujer en sus hombros y cruzaron el río.

      

       Luego de esto los dos monjes prosiguieron su camino.

 Ambos permanecían en silencio.

Al llegar al templo, el más joven dice al otro monje:

 

- Tú bien sabes que se nos está prohibido tocar mujer alguna.

¿Por qué cargaste a aquella en el río?

 

- Yo dejé a la mujer a la otra orilla del río,

tú todavía  cargas con ella.

 


Inicio | La Vuelta al Mundo

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados