(A Jennifer)

I

Brighting Eyes

Eternal Nocturne

 

Brillante e incandescente

la luz entra por tu ventana.

Es el cálido arrullo del sol de la mañana.

Danzan los pájaros entre los árboles eternos,

marcados por el símbolo de diana

y el gigantesco concierto del mundo

enloquece con un solo pensamiento.

 

El loco recorre los caminos

en una danza interminable,

en su mirada brilla

la eterna e inquebrantable esperanza.

Brillantes ojos

de eterno amanecer

¿habrán visto esos ojos

alguna vez la iniquidad?.

 

Mientras el viento acaricia tu rostro.

El olor de las flores te seduce

las mansas aguas cristalinas

lamen tus piernas

y el pasto humedecido por el rocío

toca tu piel temblorosa

mientras los rayos del sol recorren tu cuerpo.

 

Los prados se extienden hasta el infinito

y se adentran en tu alma,

en lo más profundo del éxtasis.

 

Así, mujer,

hacen los ángeles el amor.


Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados