Supertramp empezó siendo un grupo de amigos a los que les gustaba la música, (Rick Davies y Roger Hodgson) Rick Davies, tenía como antecedentes musicales, la formación de un grupo llamado Rick Blues, al que perteneció también un entonces desconocido Gilbert O´Sullivan a la batería. Tenía 16 años. El nombre de la banda, viene de una novela que el propio Davies leyó en su juventud "The autobiography of Supertramp" de un tal W. H. Daves. En 1970, apoyados por un mecenas holandés se lanzaron al mercado discográfico con un LP bautizado como el grupo, y que a pesar de su gran clase, no llego a cuajar. Los componentes originales de SUPERTRAMP (Davies y Hodgson) venían de experiencias musicales anteriores, pero de escaso éxito. Incluso habían hecho algún trabajo para alguna película semi-experimental. Tal vez por eso, al principio, y a pesar de contar con un importante apoyo económico, la banda no se deja ver excesivamente. Ese primer disco estaba basado en una especie de jazz-pop, muy novedoso para los primeros años 70. La portada, posiblemente la mas horrorosa de toda la carrera de Supertramp, fue encargada a un estudiante de arte, amigo de los dos componentes originales. El resto de la banda la componían músicos a sueldo, que en el segundo LP de la banda ("Indelibly Stamped"), son sustituidos por otros tres.


      A pesar de contar con una portada mas "atractiva" (que en España sufrió los ataques de la decadente censura franquista, sin mucho éxito) y de una música algo mas comercial este disco tampoco es capaz de entusiasmar a nadie; ni al publico, ni al mecenas holandés que decide llevarse a la gallina de los huevos de oro y dejar al grupo. La situación no es nada atractiva. El que pone la pasta, se va; en 2 entregas musicales, el grupo no ha logrado hacerse un hueco, ni vender. Y además Davies y Hodgson, se vuelven a quedar solos. La situación ,entonces, cambia radicalmente.

      Todavía tiene que estar doliéndoles, ya que en 1974 SUPERTRAMP graba el disco que les haría mundialmente famosos ("Crime of the Century"). La banda formada ya para entonces por Rick Davies (teclados, voz), Roger Hodgson (guitarra, voz), Bob C. Bengerg (bateria), Dougie Thompson (bajo), y John Anthony Helliwell (saxo), se pone a componer. Se trasladan a una granja y tras unas semanas de concentración, han compuesto canciones como para 3 discos. Avalados económicamente por Ken Scott (productor entre otros de David Bowie), el disco lograría el reconocimiento mundial de la banda británica. Se hace con el nº 1 en Inglaterra en unas pocas semanas y en EEUU el disco permanecería casi un año en el Hit Parade. Por fin han conseguido el reconocimiento mundial. El disco es casi perfecto, es un entramado de canciones con cierta conciencia social, pero dentro de un pop muy fácil de digerir. La pareja Hodgson y Davies, funciona a las mil maravillas, en lo que a trabajo se refiere. Los músicos restantes se han adaptado perfectamente. Sobre todo John Anthony Helliwell, que , en los conciertos, se mete al publico en los bolsillos, y se convierte en la "cara" de SUPERTRAMP. Además de excelente músico, es un showman y logra que las puestas en directo de SUPERTRAMP tomen otro rumbo mucho mas animado.


       Las canciones como School, o Dreamer logran alcanzar los primeros puestos tanto en las listas inglesas como en las norteamericanas. Pero cualquiera de ellas es lo suficientemente buena como para salir en single.

       La continuación no se hace esperar y al año siguiente sale ""Crisis, what crisis?"";, en el que apenas se nota diferencia con el anterior. Es casi como su segunda parte. En realidad , es conocido , que muchos de los temas de este LP, son descartes del anterior . Sin embargo ,los catapulto hacia el éxito. Las melodías son un calco a las que les precedieron y desde luego no se puede hablar de evolución.

       El siguiente LP ("Even in the quietest moments", 1977), marca un antes y un después en la historia de SUPERTRAMP, por una parte la banda decide deshacerse del productor Ken Scott, y pasar a ser Dougie Thompson, el bajista el nuevo productor. También las canciones son en parte las culpables de los primeros enfrentamiento entre los 2 lideres (Davies y Hogdson), lo que ocurrió a partir de entonces es que ambos componen, pero ya por separado, solamente lo hacen en beneficio del grupo lo cual no les va mal, el disco se vende como rosquillas, y la gira mundial que lo acompaña, logra llenos por todos los países.

        Llega 1979 y con él, el disco mas vendido de la historia de SUPERTRAMP, el conocido "Breakfast in America", o lo que es lo mismo una colección sin fin de canciones comerciales, blandas, "lógicas", dispuestas a sonar una y otra vez en cualquier emisora de radio.... Y lo consiguen, el éxito es total. Las ventas se disparan y el grupo se convierte en uno de los mas conocidos. Mucha gente ha tildado este disco como una referencia dentro de la trayectoria de SUPERTRAMP y probablemente no les falte razón, pero internamente supuso un enfrentamiento continuo entre Hodgson y Davies que ya no tendría marcha atrás. Conceptualmente el disco es redondo, es decir hay una constante dentro de él en lo que se refiere a ritmo y sonido, sin embargo se nota demasiado el merchandising que los productores quisieron obtener para el asalto definitivo al mercado americano. Paradójicamente , se puede decir que "Breakfast in América" es la cúspide de SUPERTRAMP, pero también su tumba sonora, puesto que nada volvió a ser igual. La banda se comenzó a desmembrar, y la música sufrió un cambio, que aunque no es muy obvio ni aparente, se encaminó hacia frentes mas adultos, mas estables, mas meditados.

       La continuación es lógica, SUPERTRAMP debe sacar un disco de éxitos y a ser posible en directo, y ese disco se llama "Paris", 1980. Los fans de la banda que no han podido ver en directo a su banda preferida, tienen ahora la oportunidad de escucharles en vivo. Cuando escuchas "Paris" por primera vez te planteas incluso si está grabado en directo realmente, puesto que el sonido es perfecto, apabullante, fresco y es que sonaban así, a pesar de que con total seguridad, pasó por algún arreglo que otro en la producción. Pero para los que no teníamos acceso a sus contados conciertos , era una bocanada de aire. Sus clásicos sonaban junto a los último éxitos con una fuerza distinta a las de las grabaciones en estudio. Particularmente buenas son las versiones de Fool´s overture y de School.



       Lo que siguió a partir de entonces fue , que las relaciones Hodgson-Davies se enfrían del todo, y el primero de ellos se marcha dejando antes grabado "Famoust Last Words...", 1982. Este disco es frágil, es decir, se nota que está forzado, es un testamento a mas de 10 años de música, pero le falta fuerza. Solamente triunfa como single la canción It´s raining again , el resto son aportaciones algo lejanas al sonido peculiar de SUPERTRAMP, no se parece en nada al anterior trabajo en todo caso, ahonda en los sonidos mas cercanos a los inicios de la banda. Hay temas casi cercanos al jazz, y un par de buenos intentos como Don´t Leave me Now, que a mi entender es de lo mejor del disco, junto con Bonnie Roger Hodgson, comienza una carrera en solitario y la banda sigue su camino, pero con cierto declive. Los siguientes discos intentar recuperar el liderato de SUPERTRAMP, pero es muy difícil, los discos "Brother, where you bond", 1985, y "Free is a bird", 1987, aportan un poco mas de lo de siempre. Incluso hacen que la gente empiece a cansarse de lo mismo. A pesar de "Brother, where you bound", es un disco algo distinto, no consiguen deshacerse de cierta fama de acomodados. A la par Roger Hodgson, se hace con parte del pastel del terreno que la banda controlaba al hacer una música similar a la de SUPERTRAMP. Dentro de lo que SUPERTRAMP hace ahora el disco "Brother..." es bastante atractivo, porque aporta sonidos nuevos, cercanos al jazz, a cierto toque funk, probablemente el disco mas bailable de la banda , no hay que olvidar el ritmo pegadizo de Cannonball, con el piano sonando como en los mejores tiempos, o la exquisita canción que da titulo al disco, una larga suite a la altura de la querida Fool´s overture. La gran pregunta que se plantea uno es ¿se nota la ausencia de Roger?, la respuesta es clara, SI, se nota, pero no importa, es decir. Si SUPERTRAMP ha de adaptarse a los nuevos tiempos, este es tan buen momento como otro cualquiera. Y puede ser que el camino sea mas cercano a este tipo de música, mas A.O.R (Rock orientado a adultos), que el que nos tenían acostumbrados. Personalmente pienso que este es el mejor disco de la segunda etapa de SUPERTRAMP

       Posteriormente un discos de éxitos "Autobiography", algo que la banda no tenía hasta la fecha, descontando el "Paris", que fue en directo. Este fue un regalo para los fans que pudieron guardar en un solo disco aquellas canciones que supusieron un fuerte éxito para la banda.

       Casi a la vez, publican "Free as a bird", un disco intimista, y algo soso. Hasta en la portada se nota cierta melancolía. Pasa casi desapercibido. No aporta nada nuevo , y tampoco se vislumbra al grupo como antaño. Con el paso de los años se ha visto que este disco, fue un carpetazo a otra etapa de SUPERTRAMP, la tercera. La primera fue la de los 2 primeros discos, la segunda , fue la del boom, con los mejores discos, y la colaboración entre los auténticos padres del invento. Esta tercera comienza con "Famous last words", y acabará con "Free as a bird". 5 años que han pasado con mas pena que gloria. El grupo no ha sabido recomponerse tras la marcha de Roger Hodgson, y ha dado demasiados bandazos. Para colmo, otro de los históricos, Dougie Thompson tambien abandona la banda.

       De 1988 a 1992, silencio absoluto. No hay material nuevo de la banda. Dos discos de éxitos, editados por AM, cuando SUPERTRAMP anunció el cambio de compañía. Es decir marketing, puro y duro, que solo favorece a los que quieren recopilar las canciones eternas.

       En 1997, SUPERTRAMP, sacan un disco nuevo que parece reclamar a sus antiguos seguidores, con una gira mundial, y una composición parcialmente renovada (los 3 supervivientes y algún músico mas). La gira les hace pasar por muchos países, pero con una categoría inferior a la que gozaron en anteriores ocasiones. Los asistentes a esos conciertos son gente redimida de antemano, es decir antiguos fans de la banda de los últimos 70 y primeros 80. El público joven anda en otras "guerras". A decir verdad este disco sorprende por dos cosas, a mi modesto entender:
Por un lado, recupera un sonido que en la tercera etapa se había perdido. Se pueden escuchar composiciones que fácilmente habrían tenido cabida en anteriores grabaciones, es decir, se puede decir que recuperan cierta frescura.


     Por otro lado, es agradable apreciar que los nuevos componentes de SUPERTRAMP, hacen que el cambio casi no se note es decir, han aportado savia nueva, pero manteniendo el espíritu. Está claro que tanto Rick Davies como J. A. Helliwell han aleccionado a los nuevos. Las ventas de este nuevo trabajo, no son tan elevadas como en los años dorados, y probablemente, solo los auténticos "fans" del grupo lo han comprado. La mezcla de músicos, el desconocimiento de lo que ha podido ocurrir en estos últimos 10 años, hará que se mantenga cierto aire de desconfianza. Probablemente por ello, y antes de lanzarse a la carretera, deciden publicar un nuevo directo, con la nueva banda, para que oigamos lo que nos espera. Para que notemos que algo de lo que había en los 70, ha resurgido de las cenizas. Tal vez, hayamos enterrado demasiado pronto a la banda. Sin duda "It was of best of times", transmite ese espíritu. Y es lo que nos vamos a encontrar en la gira siguiente, una de las mas largas de SUPERTRAMP.

      2002, supone hasta la fecha la ultima edición de material nuevo de SUPERTRAMP. Un disco "Slow Motion", que no demuestra nada nuevo. El material, las canciones son cercanas a lo que nos ha mostrado en los últimos 12 años, es decir, melodías fáciles, ritmos sencillos y pegadizos, pero nada de evolución musical. Siguen arrastrando a los fans de antaño, pero no cosechan a los nuevos. Tal vez sea mejor así. Entre los temas, alguno es rescatado de hace mas de 20 años, de cuando la banda triunfaba mundialmente ("Little by little"). Supone un éxito de ventas, pero de momento, no han logrado alcanzar ni de lejos alguna de las posiciones antiguas. Y es que los años no pasan en balde...

 


Pentagrama | Inicio

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados