Su Vida De todas la grandes bandas que nacieron en los años 90', quizás ninguna le ha dado más alegría a sus fanáticos que Stone Temple Pilots. Solo siete años después que el grupo lanzó su primer álbum, los Pilots han llegado a extraordinarios alturas y fuertes bajos, desde ventas de más de 13 millones es sus primeros tres álbumes a varios viajes a la cárcel y centros de rehabilitación para el cantante Scott Weiland. "¿Justamente con que Scott podemos contar hoy?" ha sido la pregunta del millón que hacían no solo periodistas cubriendo a STP, pero también, desafortunadamente, los otros integrantes de la banda, quienes han tenido que posponer tours, devolver el dinero a promotores después de perderse presentaciones y esperar mientras Scott se desesperaba o recuperaba de su vuelo por los narcóticos.

 

Y así y todo los integrantes de la banda, como los fanáticos, han siempre esperado pacientemente por su regreso, siempre esperando que esa vez, Scott verdaderamente volvería todas sus facultades. Porque cuando STP estaba en su máximo esplendor, no había ninguna banda, ni una, que tenía más promesa de ser verdaderamente grandiosa. De hecho, uno hasta puede decir que a pesar de todos sus problemas, STP ya han llegado a una gran parte de esa promesa. Todo comenzó en un show del grupo Black Flag en Long Beach, California, donde el cantante Weiland y el bajista Robert DeLeo se conocieron y pronto se dieron cuenta que no solo compartían las mismas influencias musicales, pero también la misma novia. Sin importarles, los dos comenzaron a romperla juntos y cuando la novia se mudó para Texas, no solo aprovecharon el momento, pero se aprovecharon de su departamento también (la novia todavía no ha sido encontrada para tomar su reacción, pero creemos que no debe estar muy contenta con el resultado de los hechos).

 

Pronto después, el baterista Eric Kretz fue contratado de otra banda y una vez que DeLeo fue capaz de convencer a su hermano (y guitarrista principal) Dean de los Wilds de New Jersey, la alineación estaba completa. En la primera parte de la historia de STP, las cosas fueron llegando bastante fácil para la banda, desde presentaciones agotadas en el Whisky de Los Angeles a una reunión con un promotor de talento muy influyente a, eventualmente, su contratación por la discográfica Atlantic en 1992. Y cuando STP subió como cohete a la parte más alta de los rankings en 1993 con su álbum debut, "Core", nadie se sorprendió mucho, especialmente el mismo Weiland, quien en realidad nunca ha sido una persona conocido por su modestia ("como Madonna, siempre tengo que cambiar a otra persona cuando me aburro"). Ya sea por la actitud de Weiland o el hecho que STP nunca la tuvo difícil en su camino a lo máximo, alguien se la tuvo que hacer difícil. Ese alguien, o esas personas, fueron las oleadas de periodistas que afilaron sus cuchillos en cuanto los Pilots comenzaron a subir en los rankings. "¡Nadie más que un impostor de Eddie Vedder!", lloraron. "¡Grunge prefabricado y corporativo!", decían otros. El eventual insulto de STP a los periodistas fue la venta de más de 10 millones de copias de sus primeros dos álbumes, éxitos masivos con "Sex Type Thing", "Plush", y "Vasoline" y la máxima sorpresa, su álbum "Tiny Music… Songs From the Vatican Gift Shop", que comenzó con grunge, luego un poco de Antonio Carlos Jobin y Nino Rota y oficialmente elevaron a la banda ante los ojos de los críticos a un artista para ser considerando seriamente.

 

En las palabras inmortales de los Carpenters, en esta parte de su carrera, STP podría haber estado "encima del mundo, observando desde arriba a la creación". Pero desafortunadamente, nuestro amigo Scottie ya había comenzado su caída al infierno y todos tuvimos el privilegio de presenciarlo. En la ultima parte de 1999, la banda lanzó su cuarto álbum, titulado ingeniosamente "4", mientras Weiland observaba desde la cárcel . Solo cuando fue dejado en libertad, esta vez (esperamos) limpio, fue que la banda pudo promover verdaderamente el álbum y sin sorprender a nadie, el lanzamiento individual "Sour Girl" ahora está en los rankings.

 

 

Así la verdadera e importante pregunta es, en realidad: ¿Los Stone Temple Pilots oficialmente regresaron a tomar su lugar en la cúspide de las estrellas de rock a través de la historia? ¿O es solo otro vistazo a lo que puede llegar a ser STP pero con un tipo que esta destinado a eventualmente sumergirse en las profundidades de las drogas? Cuando se considera a los nombres enmarcados en esa cúspide del rock; como Hendrix, Joplin y Morrison, se puede pensar que la mejor meta para nuestros muchachos de STP es uno de los pasos que viene derecho del manual de los 12 pasos: Un día a la vez, dulce Jesus, un día a la vez.

 


Pentagrama | Inicio

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados