Su Vida Muchas cosas feas se han dicho de la cantante principal y guitarrista del grupo Hole, Courtney Love, pero nadie puede negar que es la menos aburrida estrella de rock de la década de los ’90. En una era cuando la mayoría de las bandas de rock han tratado de cubrir sus pretensiones y adiciones que han hecho de la vieja estrella de rock un personaje aburrido para los jóvenes fanáticos de hoy, Courtney Love solo las ha hecho más grandes, más complejas y más difíciles de ignorar. Como una extraña y siniestra combinación de Stevie Nicks y Johnny Thunders, la rubia de platino le ha dado al mundo una narración sobre un casi imposible de creer melodrama a través de una década.

 

De ser una rockera de punk dependiente de las drogas pasó a ser una nominada a Grammys, de ser frecuente de cabarets pasó a ser modelo del couture de Versace; la carrera de esta mujer es increíble. Ya se la identifica como Howard Hughes, Elvis Presley y Michael Jackson como una historia de éxito/tragedia del siglo 20. Un “traumedia” para usar una de las palabras de Lisa Simpson de la caricatura “The Simpsons”.

 

Love nació en el año 1964 de sus padres hippies con inclinaciones hacia el rock n’ roll. Su padre, Hank Harrison, era una de las personas que seguían al grupo The Greatful Dead por todos lados. La joven Love se pasó una gran parte de su tumultuosa niñez en Portland, San Francisco y otros lugares. Ya para los años ’80, Love estaba dando vueltas por ciudades como Minneapolis, Nueva York y Londres, formando bandas de rock con los prontamente famosos (Faith No More, Babes In Toyland) y de vez en cuando metiéndose en la actuación. En 1997, formó parte del elenco de “Straight to Hell”, la extraña película de Alex Cox, como así también un pequeño papel en otra película de Cox, “Sid and Nancy”. Sin embargo, no fue hasta el principio de los años ’90 cuando la mujer llegó a Los Angeles que encontró su parada. Ahí se unió a Eric Erlandson, Carolyn Rue y Jill Emery para formar a Hole.

 

Su primer lanzamiento, “Pretty on the Inside” (1991), era una mezcla pesada y aterrorizante de sexo, sonido y serrucho y fue ampliamente admirado por la escena que ya estaba consumiendo los ingredientes del grunge. De alguna manera, la personalidad de prostituta adolescente (expresada varias veces en canciones como “Dick Nail” y “When I Was a Teenage Whore”) era una extraña y exitosa mezcla del metal-glam del Los Angeles de Guns n’ Roses y el Apocalipsis después del punk. Infectada con heroína, estaba por invadir el monopolio de la industria de la música. Justo después que se lanzó el álbum, Love conoció (o volvió a ver) a uno de sus ídolos, el líder de Nirvana, Kurt Cobain. Se casó con el cuatro meses después en una ceremonia en Hawaii en 1992, ya embarazada de su hija, Frances Bean. En dos años, pasó a ser madre, viuda, millonaria y el cerebro detrás de otro álbum exitoso, “Live Through This” de Hole, lanzado la misma semana que Cobain se asesinó de un escopetazo en la cabeza. El álbum ganó el premio de Álbum del Año en varias encuestas de fin de año. Y eso es solo la versión corta. La versión larga incluye escándalo detrás de escándalo, incluyendo la muerte por sobre dosis de heroína del bajista de Hole Kristin Pfaff en junio de 1994, acusaciones de adición a las drogas, peleas detrás del escenario, amenazas de violencia y peleas o relaciones amorosas con Evan Dando, Trent Reznor, Billy Corgan y otros.

 

En verdad, desde el día que Love se casó con Cobain, una cantidad de abogados, revólveres y dinero ha sido la sombra de la pareja, creando una impenetrable pared de medios de comunicación por el cual la historia de Hole se ha filtrado. Las muertes de Cobain y Pfaff (quien fue remplazada por Melisssa Auf Der Maur) fueron seguidas casi inmediatamente por un tour por los Estados Unidos. Noche detrás de noche, en una extraña forma de consolarse públicamente, Love atacaba a su propia audiencia, gritando entre canciones cosas negativas, insultantes o hasta sorprendentes. Los mismas presentaciones eran cortas y desequilibradas y acentuadas por estas interrupciones. Varias veces, más que cuando no lo hacía, Love terminaba el concierto lanzándose al público, algunas veces terminando media desnuda. Todo esto terminó en el verano de 1995, cuando Hole participó del tour de Lollapalooza y continuó con su desaforada expresión emocional. Pronto, su nombre comenzó a ser sinónimo con el comportamiento destructivo y loco de la mujer en círculos cómicos como el programa de televisión “Saturday Night Live”. Pero gracias a toda la publicidad recibida por ese comportamiento, el álbum tuvo cierto éxito, llegando al platino un año después de su lanzamiento. Pero 1995 trajo cambios para Hole.

 

Por más que Love nunca desapareció del radar de la cultura popular, su carrera musical dejó de ser el enfoque de su energía. En 1996 y 1997 se concentró en la actuación. Apareció con pequeños papeles en películas como “Basquiat” y “Feeling Minnesota”, y un papel más grande como la drogadicta esposa en la película “The People Vs. Larry Flint” de Milos Foreman. Su interpretación del papel le dio una nominación para un premio Golden Globe y llegó a hasta a especularse con una posible nominación para un Oscar. Simultáneamente, la apariencia física cambió de una alocada y sangrienta amante del grunge a una más tranquila y arreglada diva. Hasta llegó a aparecer en tapas de revistas como Allure, Harper’s Bazaar y Marie Claire, las cuales no eran conocidas por su promoción de estrellas de rock. Pero algo de esta transformación parece haber afectado al público, porque cerca de esta época, rumores comenzaron a circular que la muerte de Cobain no fue un suicidio, sino un asesinato y con la misma Love siendo la protagonista.

 

Esta alocada teoría recae justo con el tipo de pensamiento que sugiere que Elvis Presley y Jim Morrison todavía están vivos y como toda leyenda urbana, las teorías no tienen ni una gota de evidencia. En 1997, el cinematógrafo de documentales de Inglaterra Nick Broomfield lanzó la película “Kurt and Courtney”, el cual se metió de lleno justamente en esta teoría solo para rechazarla como falsa al final. Una enfurecida Courtney (defensora de la libertad de expresión) le dio aun más combustible al fuego cuando hizo que la película fuera desechada del Sundance Film Festival. Esos incidentes han mantenido a Love, y por ende a Hole, bien al frente de la cultura popular, a pesar de que la visión musical de Hole no es particularmente innovadora y, en realidad, ha cambiado en cada álbum, yendo de metal pesado al grunge tipo Nirvana a un sonido pegajoso y de pop con voz bien femenina. Inevitablemente, la presencia de Love pasó a ser más importante que su arte, pero la de ella es una voz fuerte que trata el tema del inevitable vacío que viene con la fama y glamour, un tema que toca bastante seguido. En el lanzamiento titular del tercer álbum, “Celebrity Skin”, por ejemplo, un prolijo trabajo de tiempo medio con alterna rock al pie de la letra, ella canta sobre una chica que va a Hollywood con grandes sueños y la gloria de otro, diciendo “Me alegro que haya venido aquí con tu libra de piel”.

 

Es una fuerte, pero honesta, revelación. “Celebrity Skin” fue lanzado en la última parte de 1998. En 1999, protagonizó con Jim Carrey la película “Man on the Moon”, también de Milos Foreman, una actividad que impidió que la banda haga tour. En la primera parte del 2000, Auf Der Maur dejó la banda y se unió a los Smashing Pumpkins y Hole rompió su relación con su empresa discográfica, dejando la nueva dirección musical de la banda incierta. Pero parece improbable que Love, o Hole, simplemente dejen lo que han hecho hasta ahora. Su próximo proyecto pude ser cualquier cosa desde ser una empresaria de la internet hasta una luchadora libre, pero sea lo que sea, seguramente será interesante.

 


Pentagrama | Inicio

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados