La necesidad de una respuesta que siempre está ausente carcome.

La inseguridad de buscar un momento, uno tan sólo, en el que pueda sentirme sin la tentación del mundo. La mística busqueda de un Dios quizás inexistente en la noche oscura que tanto ahnelo. El crotismo embriagado que juega a confundirse con el paraíso, y en fin, la respuesta que no llega. Eso son los poemas.

 

     Ahora que todo tiende a construírse y a confundirse quizás, llegan los recuerdos incesantes que, lejanos aun no comprendo y pese a todo no puedo negar que estos poemas sean tuyos, aun en la lluvia gris, aun cuando más anhelo el silencio...

tan sólo eso... sólo eso.

John.

 

 


Inicio | Parque Cristal

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados