7

 

 

    Y el día se hace día y el sol sale y se pone y se hace la noche mientras nubes cubren el cielo y le da distancia y esa característica de inalcanzable que sólo el cielo y las distancias pueden producir y entonces el día transcurre y transcurren los hechos y los hombres y sus actos que lo llenan al mundo hasta que el sol cae y los hombres regresan y dejan un mundo un poco más construido o derruido pero no importa ¿verdad? al final como en todo poco debe de importar lo que sucede si sólo podemos abrazarlo con los ojos si sólo podemos conformarnos con los ojos para saber que es real y que transcurre y que tiene sustancia que es igual a la mía y que responde al a mía y a su vez la ignora debido en parte porque no tiene certeza de que exista y en parte porque poco importa mi sustancia o lo que pueda significar pero ya es tarde y mejor me guardo y me tomo un café y quizá prenda un cigarrillo y me acueste y me ponga en la ventana para terminar de ver cómo el día deja de ser día porque el sol que se pone y ya es de noche y me guardo con los hombres en esta singular pluralidad pero vieras que difícil es cargarse solo sólo para recogerse y volver a caer y lo duro que es reconocer los pedazos y juntarlos y romperse la cabeza adivinando cual pedacito roto coincide con el otro y armarlo y que no quede y entonces desbaratarlo todo otra vez sumido quizá por la desesperación o alguna crisis del momento y repetirlo hasta que quede y más o menos reconocernos como lo armado y entonces cargarnos solos hasta que solo quede caernos y volvernos a rehacer y llenarme de furia por todo esto que sucede y querer paz pero no buscarla y si acaso se llegara a encontrarla pronto a olvidarla pues en la dinámica es a veces mejor romperse que naufragar.

 

 


Inicio | Mundo Naciente

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados