Síndrome de Abstinencia

  

     Vehículo de incoherencia en que mi juicio se diluye. Voluntariosa e irreversible parcela de tiempo conjugado en verbos elásticos. Entre los estrechos límites de mi entendimiento palpitas cual acertijo indescifrable que me devora y se extiende por cada pliegue de mi insignificancia. Arrástrame con mis demonios a la vasta región de la exageración y el disparate, a ese cielo sin palabras en que quiero florecer inverosímil para negociar un estimulante desdén que desemboque en una grata desilusión.

    En el alucinante viaje a tu mundo de entelequias quiero perder sentido de toda proporción, y ya completamente desquiciado, proyectar futuros ideales, cambios espectaculares, caminos de salvación, paraísos y utopías, para finalmente, como una sombra en el tiempo, una vida breve, escapar de tu hipnótica influencia caminando por las paredes en busca de un remanso, donde cansado, pero no sometido, pueda reinaugurar anhelos y temores.


Mujer, libérame de mi, corrígeme, rescríbeme y en última instancia, reinvéntame
 


Inicio | Macrocosmos

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados