Evolución

 


Miré parcamente la hipocresía que me rodeaba, y en lugar de sentirme asfixiada por ella, me sentí renacer. Evolucionar hacia lo infinito.

Me vi a mi misma corriendo a través del mundo... volando increíblemente alto, y los sentí a todos mirándome desde abajo.

Y grité con fuerza, robándome el aire de un suspiro. Debajo de mis pies ya no había nada más que vacío... y eso me motivó a seguir viviendo con más ahínco. Sentí a la libertad por primera vez recorriéndome entera. Cada flujo que me atravesaba de lado a lado, era energía vigorizante, liberadora.

Dejé de percibir mis límites. Me transfiguré con el tiempo. Pude comprender lo que significaba la eternidad de un segundo, y la cárcel que había sido el cuerpo, que atesoraba un ser ilimitado.

Los temores psicológicos a seguir creciendo, se evaporaron. Esta completamente dispuesta a alcanzar la perfección.

Al final, pude comprender que todo se trataba de mí misma. Podía volar, podía volar y podía ser, sin tener que depender de los demás. Al fin y al cabo, ellos se retrasaban y se detenían ante obstáculos, sin comprender... que los límites no existen.-

 


Inicio | Macrocosmos

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados