"La cabra tira para ambos lados" y así me siento. Puta necesidad de definir los bandos entre buenos y malos, y no saber de qué bando soy. En este preciso instante estoy llena de necesidad; de la necesidad impetuosa de que alguien me abrace y me contenga un llanto de horas sin preguntar demasiado. Creo que en alguno de mis caminos dejé a alguien así, que solía abrazarme en silencio durante horas, y todo lo que seguía era dejarme caer, mirarme vencida y no tener la necesidad de levantarme, sino dejarme, y a su vez abarcarme. Yo no sé cuales cosas las hice bien, y hasta dónde me equivoque en las otras y cuantas veces, pero en días como hoy la soledad es profundamente vencedora, ante todo posible esfuerzo de querer mantenerme en mis cabales, firme en unos propósitos de bienestar necesarios. Yo no sé entonces, si estoy buscando resarcirme conmigo misma, o con los ojos de los demás. Vivo dividida: una mitad de mi vida dejo que el lado enfermo se apodere de todo, y me doy por derrotada y digo – definitivamente no quepo en este mundo -, pero entonces aparece la otra mitad, esa tan buena gente siempre, tan bondadosa y me regala una esperanza, o un suplicio de esperanza que me hace creer que hay valederas razones para seguir adelante. Pero hoy se entremezclan ambas cosas, y soy la cabra detenida y pausada en medio de ambos senderos ¿para dónde iré?. Y el dolor... yo probablemente no puedo llegar a imaginar lo que se puede sentir al perder una parte física, pero mi perdida aunque sea menos representativa visualmente, trae consigo ese dolor perdurable, uno que duele y duele y duele, y ya no sabes cuando dejará de doler. Yo creí por mucho tiempo que era feliz en la tristeza, pretendía mezclar ambos conceptos sin importarme mucho que esa clase de cosas no están permitidas, y luego declaré que quería ser feliz, pero ¿dónde meto la tristeza?. Nada, simplemente busco desenlaberintarme, porque siento que me asfixio y el único lugar que parecer seguir en recurrente permanencia conmigo, es la hoja y blanco y mis letras.....

Lo lamento, sigo siendo extremadamente egoísta.
 


(Ilustración: Salva Salom Climent)


Literaberinto | Preludio | Deceso | Onironauta | Inconmensurable | Me voy | Inicio

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados