Hace algunos días me pediste que escribiera algo para vos, no me excusaré porque siempre he amado mi condición de egoísta: Lo escribiré para los dos. No es necesario puntualizar quien lo necesita mas, o cual terminará por aborrecerlo primero pero aquí va: Esta absurda vida, este lado del universo en el que respiramos como zombis, cuantas veces no hemos deseado escapar de él, por no encontrar lo que creemos que buscamos. He sentido demasiadas veces como la tristeza hace de mi alma su casa, jamás el leído alguna cosa por coincidencia o por mala suerte, todo ha llegado hasta mi dejándome claro lo que la palabra CAUSALIDAD significa en el mundo de los mortales, dejándome siempre una triste coincidencia: JAMÁS SEREMOS CONFORMES!, jamás viviremos con la boca y los poros sellados , hemos sido definidos de demasiadas maneras como para no poner un alto y entender que toda esta desidia está fabricada por nosotros mismos. Exactamente en esta línea comienzo a escribir sobre mi sangre, son sólo manchas in entendibles en mi cuaderno, supongo que son el claro ejemplo de la mancha in entendible que represento para el mundo. Es hermoso que el ser humano al que más he amado haya decretado de una forma u otra mi posible final, si algún día realmente decido morirme me cortaré las venas inundando de sangre el lavamanos… Pero por que habría de querer morir? Me gusta pensar que no entiendo la vida, o que probablemente ella no me entiende a mi, que no nací para vivir en este mundo y entonces que diablos hago aquí? probablemente esté consumiendo una existencia prestada, robándole el derecho a alguien de dormir del lado de la cama que creo mío, de gemir bajo el aliento de un hombre que me perjuro como compañero de vida, aunque muchas veces (como ahora) huyo desesperadamente hacia la soledad… hacia mi misma llena de fantasmas y demonios, de lágrimas y labios resecos, de ser como hablaba con el azar el rayo de sol que quema la piel, que agrieta y deja marcas, porque me invento pacientemente que aquello que tanto busco tiene un nombre y lo llamo – intensidad- otras veces lo disfrazo de – plenitud- otras simplemente me quedo en silencio degustando estas lágrimas que corren por mi rostro. Ojala sea capaz de entregar algo al universo, que esta pequeña huella que suelo ser no se quede pegada a mis zapatos y me convierta en otro mortal invisible, sumiso y conforme. Eso, eso mismo es, esta maldita inconformidad que llevamos dentro, que queda callada sólo cuando escucho la lluvia (al menos en mi caso), lo siento mi querido amigo pero creo que definitivamente no tenemos salvación ni consuelo y lamento profundamente ser Yo quien te de la mala noticia.

 

Continuaremos viviendo

llorando

riendo

amando

en silencio y a gritos

pero sabemos que a esta condición de mortales,

 le queda demasiado grande lo que verdaderamente somos.

 

 

Con amor…..

 

                                                                                                                                Isabelle*

 

 

P.D. Nos forzaremos a pensar que el amor pueda ser una forma de consuelo, pero este se mantendrá escupiéndonos a la cara que estamos equivocados, no lo dudes siempre que tengamos la certeza de haber encontrado a nuestra otra mitad, será un amor imposible que nos dará aquel beso que inequívocamente nos marcará por el resto de nuestras vidas. Discúlpame por tanta verdad en una sola carta, pero como dice mi poema – La vida viene justo en la medida necesaria-.

 


Literaberinto | Preludio | Deceso | Onironauta | Inconmensurable | Me voy | Inicio

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados