Breve

 

8:19pm

Yo me acerqué porque tenía sed de su palabra

y el vino a mí, todo vestido de calle…

Con grandes avenidas en el pecho y en la espalda,

edificios que rodeaban sus piernas,

algunos autos acordes con los transeúntes

que también lo cubrían.

Pero lo mejor y lo más importante,

era el cielo en lluvia que traía dentro de los ojos.

Que me permitieron lavar mis culpas en su piel,

para quedarnos así de vacíos y no debernos nada.

Excepto aquel concierto para dos en el subte

y un bandoneón y un libro.

 

 

                                        Isabelle*…

 

 

 

Broken hearts are for assholes
 

Frank Zappa

  

Oxímoro

 

 

De las teorías amarillas,

de los análisis guardados en cajones olvidados

no habría surgido jamás

una noción tan cruda y clara

del oxímoro, como esta,

la más atroz,

y la más dulce,

de las condenas aplicables.

Del escalpelo de tu lengua imaginaria,

o del rumor de mariposas de alfiler

rozando apenas,

tan delicada y tan violentamente,

los subterfugios de mi mente.

Tampoco de los poetas y los griegos

ni, mucho menos,

de este raquítico intento de poema,

es que, llegado un punto,

más que los corazones rotos,

cualquier atisbo de definición

es cosa de idiotas.

 

  

                                            Burtin

 

 

 

"The very thought of you makes my heart sing
Like an April breeze
On the wings of spring
And you appear in all your splendor
My one and only love"
 

Sting.

 

En casos como este es mejor quedarse en la palabra
En el preludio de la muerte que las cosas traen
En lo indeciblemente palpable
En la necesidad del silencio y el por favor
En el irrespeto de lo prohibido claramente
En todo lo que nos toca y debemos cerrar los ojos para no mirarlo
Ignorar el sabor en nuestras bocas,

de esta savia que se nos antoja tan impertinentemente nuestra y de nadie.


No somos dos asteroides a instantes de un choque descomunalmente turbulento
Estamos separados por distancias que no están hechas ni de tiempo ni de lugares
Qué más da… quizás lo único que se nos esta permitido sea demasiado,

y aun así queramos abusar de ello.


Una canción puede llevarte a situaciones extraordinariamente lejos,

pero siendo como la música, aunque escuchés una canción mil veces,

 no podés retenerla, no es tuya, ni es de nadie,

simplemente el deleite de unos ojos cerrados,

que le permiten penetrar alguna parte de nuestros sentidos que desconocemos.

No temas, no moveré mis piezas más allá de tu frontera,

conozco de las líneas invisibles que se tejen entre nosotros,

pero un certero espadazo basta para deshacerlas

sin que sea derramada ni una gota de sangre.

Los seres humanos y sus oscuros laberintos siempre al acecho,

quizás hoy te conmueven mis imperfecciones,

pero yo me sé de memoria el territorio que no debo pisar ni con el pensamiento

Y lo cumplo a cabalidad de ley, aunque vos no lo veas.

Daré un paso atrás,

para que tu primera fila de soldados no se sienta amenazado

ante el ímpetu de mi solitaria palabra,

que muchas veces redime y otras,

 hace querer la libertad absoluta,

como cuando sabemos que aún el día que lleguemos a estar frente al otro,

jamás podremos verdaderamente vernos.

Renuncio desde ya, a ser tu error, o tu delirio...
 


                                                Isabelle*...

 

 

"You fill my eager heart with such desire
Every kiss you give sets my soul on fire
I give myself in sweet surrender
My one and only love"
 

Sting.


 

             Películas

  ...Don’t be surprised when a crack in the ice,

appears under your feet....

 

Pink Floyd
 

Absortos, miramos películas,

de directores ausentes

o en todo caso inasibles,

imbéciles, crueles

y –simétricamente- sutiles.

 

Películas, con finales violentos,

truncados abiertos cerrados felices.

 

Seremos acaso esa clase de héroes,

villanos, o extras oscuros en terceros planos,

ahogados en mares de brazos furiosos.

 

Aprender a nadar no es acaso otra cosa

que tragar y tragar y tragar más agua.

 

Llegar hasta el fondo,

patalear constreñidos,

hasta quedar exhaustos,

hasta el paroxismo

de entrever la parodia

de la superficie

apenas envueltos en cierta lejana reminiscencia

de tímida luz.

 

En cualquier caso la gravedad,

con su cínica ley,

con su pálida inercia,

será tan implacable,

como la fútil potencia

de nuestras piernas.

 

                                Burtin

   


Literaberinto | Preludio | Deceso | Onironauta | Inconmensurable | Me voy | Inicio

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados