03/22/02

  

Ahora estoy aquí,

podría jugar a cortarme las venas,

a ahogar 24 años en sangre y desaparecer de la faz de la tierra.

Abandonar la soledad,

dejarla sentada en esta silla

llevarme sólo la imprudencia a cuestas.

Dejar todas las luces encendidas

para que el dolor se parezca el paraíso.

No hay virtud en ello

sólo esta maldita sensación de vacío…

Te acordáis de mi tristeza?

siempre me ronda,

se habla entre dientes con mi muerte

ellas dos podrían ser amantes algunas veces

y dejarme en paz

simplemente dejarme,

            con mi cobardía

pero dejarme.

No me dará menos pudor andar por allí sin eso a cuestas.

La verdad es que es más valiosa cualquier lágrima ajena

que este vivir mal parida por el mundo.

 

Isabelle*...

 

Si me miras a los ojos,

sabrás que simplemente soy un ángel de otro poema,

en el mismo urinario

con las mismas alas embarradas de vómito.

- Gracias por la imagen-

 

 


Literaberinto | Preludio | Deceso | Onironauta | Inconmensurable | Me voy | Inicio

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados