Sé que te escondes
Respiro tu miedo
Conozco tu refugio
Y no existe cielo que te proteja
En esta caída inminente
Siento tu carne
tibia, lisa, perfecta
esperando ser poseída
entre contradicciones.
Dibujo tu cuerpo en mi mente
en mis cenizas
siento el deseo
atrapado en el miedo
latente único
y me preparo
a sumergirme en tus entrañas
mientras el fin
teje tu boca
 


Inicio | Casa de la Poesía

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados