Lluvia trueno sobre suelo

me despisto

 

cortaré la carta sin mirar

 

al otro lado sin voces las luces caen de la noche

todo es negro a mi parecer

como una voz de muertos

 

me caminaré en lo largo de la vereda hasta que mi sombra nazca en el alba

miraré mis manos colgar de mis brazos

seré un tibio trueno de ojos danzantes

la puerta la haré pedazos

 

me haré mi camino

 

tragaré cerveza como una muerte imbécil

me reiré del caballo aparcado en mis entrañas

me haré trizas con los dedos

la risa será una mosca con las alas cortadas

 

me olvidaré entre la niebla que surge de la radio

me cagaré entre las manos sin rencillas

 

nombraré a mi perro el hijo de dios

 

voy a correr sobre la mesa apartando la prisa de todos

me estreñiré de poesía

me haré músico o música según me parezca

 

como esa gente que solo quiere vivir. 

 


Inicio | Casa de la Poesía

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados