Esa risa solía perderse entre el humo de sentir vida por los poros y el sudor.

Marcando un colmillo como eje

                                   de existencia

Esa risa se perdía entre las calles de una Caracas oscura

Esa risa a veces no lo era

Pero igual me embriagaba en plenitud

Esa risa nacía entre acordes de música brasilera

                               Sobre pantallas brillantes

Dentro de mis días

Y la guardaba en este cuerpo

        Abandonado a la felicidad.

 


Inicio | Casa de la Poesía

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados