Habitar en cada silencio del universo.
Saber de memoria unas huellas que nunca han existido.

Reconocer un olor a té insípido.
Alucinar despierta, más despierta que cuando nacemos.

Traslúcidas, unas alas sin historia.

Estupefacto,
revolvernos despacio en este suelo, entre toda esta pintura absurda.
Ser el gusano que se arrastra.

Negar con el alma un cuerpo sabido de memoria,
o viceversa – como en mi caso –
jugando al heroísmo descubres bajo estas sábanas blancas
el charco de sangre que probablemente te falta en las venas.



(09/17/01 )

 


Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados.