A medias….

Ya no tengo unos senos que se erizan al toque…
Pero tengo la seguridad de una vida sin piedras.

No recuerdo la existencia de mi boca…
Está el buen día por la mañana, y la buena noche por la noche.

¿Cómo recuperar el sonido melodioso de un gemido perfecto?
Hasta cuando seguir huyendo de la realidad!

Intensidad que me inventé para poder vivir en este mundo…
Plenitud que me escupe a la cara que si quiero permanecer en él,
mantenga la boca cerrada.

Estoy muriendo cada día…
Perdóname.
Mi corazón se escucha cada vez menos a si mismo.
 


 

Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados.