>> No quiero estar con nadie más.

No más hombres acosándome en las aceras,

no más gritos pérfidos perdidos a media noche,

sin sudor, sin nombre.

Sabiéndome de una cruda existencia.

No más rincones sagrados a la orilla del agua.

Ni siquiera el frío que hace nacer a la carne.

Un susurro benevolente hace despertar al corazón del lagarto.

Niños jugando, descarto cualquier posibilidad de respirar.

No sé nada, no sé nada y fui feliz

y me dejé caer sobre los labios de aquel ser.

 

                    -MUJER,

 CRIATURA NOBLE POR NATURALEZA-.

 

        Todo acabó.

Haz de la noche una ácida conciencia.

Rescata el movimiento de los círculos.

Nuestra iniciación.

Y sabíamos de dios para ése instante.

 

El lodo ha hecho demasiado fuertes mis pisadas.

Oculto amanecer, Procreo siluetas de grullas templando el silencio.

 

Yo, levanté el rostro creyéndome dama de una sola historia.

 

Es falso,  conservo varios nombres y un surtido de amantes.

 

         LA  NIEBLA  ME  DEJA  UN  PROFUNDO  ALARIDO

Y UNA LÁGRIMA <<.

 

(Ilustración: Desireé Estrada)


Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados.