El último adiós fue mi danza con la muerte.
Ya no hubo ni sol, ni luna.
Quédate con las historias de duendes y estrellas.
Yo, me retiro en silencio a mi cubil,
allí me aguarda el águila que ha de romper mi ritual.
Pero ya no seré viento ni lluvia que te acaricie.
Arco-iris y rosa que te hagan sonreír.
Estaré en la noche desnuda
no me verás . . .

Tú libertad me hace prisionera de los árboles, de leyendas eternas que me aniquilan.
Mis movimientos de diosa, no tocan tu verdad.
 

 

 

 


Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados