Testimonio

 

Aquí, sola

como un pez que nada en la profundidad de su estanque.

Sólo pensando, recordando sin sentir.

Cuando las fieras rasgan la piel y la mente se desangra.

         ¿Puedes amar así?

      Un camino. Lo sé.

Tiempo de implorar.

      Mil descargas me excito, tocándote

               tocándote

   suave.

Aunque me enfermes,

sensación de placer o  asco?

Por la madre que me parió.

                   Ansiedad.

             Soy el enviado.

Pero la sed de pecado  te carcome

                            no me perdona

                          estas condenado.

¿Por que coño creen que estamos aquí?

 

No importa si corro descalza

con la virginidad en blanco por el medio del templo

igual te matarán,

                            ni el gloria en chino

                                      ¿comprendes?

Arrastrando lava

corre infeliz

     ja!  no  tienes alma

             ¡Púdrete!

aún me guías. Puedo llorar.

    Muerdes y saboreas el fruto

hazlo mientras el cielo te aplaste.

        

No puedo comprarte

la risa de un demente es mi abismo.

 

                                      Soy dueña del pergamino.

 ANIMALES SOMOS SU SALVACIÓN!

 


Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados.