Oblicuo,

 

cayendo de rodillas,

entre mezclo los colores para inventarme un sueño pintado.

 

Lentamente me destruyo,

                                               me congelo.

 

Retorciendo a la soledad del mundo.

 

Blasfemo, auguro.

 

         Me dejo rodar por el suelo y tú alma está conmigo.

        

Sensatez

 

como guardando una noche de un millón de años...

 


Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados.