- Y ahora más que nunca siento que te pierdo en la lejanía -.

 

         Sin importar  cuantas veces te cante. Camino por lo frío de la arena y tu imagen de luna se hace uno conmigo. Te creé con mis mas preciados hechizos, te hice de aquello que nadie puede ver, ni tocar. Sólo yo que he de ser tuyo para siempre, sé de tu risa y tu llanto. Te supe árbol y te adoré hasta la savia de las nubes.

Lo recuerdo, lo recuerdo.

        

        Una noche perdimos el cuerpo al hacernos el amor. No lo niego, tuve miedo como un niño, pero al arrullarme en tus brazos me perdí en ti. Me miro en el espejo del agua, te observo danzando con  la muerte. Sólo en la lluvia puedo tocarte, pero esta noche estas lejos de mí. Mujer que eres mía sin saber que lo eres. He sabido que le imploras al cisne, llevarte donde nació tu corazón. El con un beso te distrae, te disfrazas de loto, flotas en el lago, sin saberlo vienes hacia mí. Te inventas en el cisne un amante y no te das cuenta de que lo que en realidad amas está dentro de ti. Y que estoy ahí, en tu alma. Que te esculpí de arena, flores. Jamás te entregaría a otro. Si lo sé, es una locura.

Lo presiento, lo presiento, alguna vez mirarás el universo y entenderás que estamos plasmados eternamente. Ese día también morirá tu cisne, que por ser ilusión no llorará.

 

- Y ahora más que nunca siento que te encuentro en la lejanía -.

Jamás dejaremos de ser...

 


Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados.