II

 

>> Aun pudiendo caer sobre otros rostros.
Conservo la letanía de prontos amaneceres, mientras cabalgo desnuda en alma,
haciendo desvanecer el ya conocido miedo a los demonios.

Camino descalza hacia aquella historia de dulces rosas y bonitas palabras,

sangrante de espinas y mentiras.

Veo tu reflejo sobre el viento, y corro como queriendo refugiarme en algo que existe,

pero no puedo ver. Intentando recuperar tus caricias.

Esta historia muere al pensar en presente soledad.



La grulla danza ante la escultura del alma,

y guarda silenciosa todos sus pecados y secretos,

sus virtudes y su amor por mí <<.
 

Fin.
 


Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados.