Cementerio de Elefantes
 

En la noche los cuerpos hundiéndose lento,
sepultura inmensurable de sueños,
escalofríos perspicaces..

Todo vacío
toda inocencia carcomida en hoyos,
lágrimas secas de sensatez.

Dan vueltas y vueltas
a través de las almas perdidas
cadáveres sordos.

Nadie cabe en sus torres de marfil
irresolubles, extensas.

Huyen
del temor que anidan en sus huellas

Vejez con la que nacen los marca para siempre
crucificándolos
inmortales entre héroes caídos,

consagran su último aliento
a la infancia de un látigo
en una feria dantesca,

o a la desolación de una noche cercana
rondando a la espera de un aliento conocido,
resonar de lamentos y augurios.

Algo se hunde en el agua con ellos,
bajo sus trompas desnudas cansadas derrotadas

por el líquido que entra en sus ojos,
en el espíritu insano del sosiego.

No son más que suelo blanco pulido
de millones de templos
donde pueblos milenarios
adoran a su mas temido dios.



Eternamente, pero lamentable.
 



Inicio | Isabelle*... | Muerte de una Flor en un vaso de Agua | Dejarme Caer... | No temas sólo son sombras

Copyrigth 2002© Todos los derechos reservados.